Windows 8 reduce el uso de memoria RAM

Microsoft destaca haber trabajado para poder aligerar la huella que deja el sistema operativo en la memoria RAM del sistema, con el fin de que la carga de trabajo para el equipo sea inferior.

Microsoft está marcándose prioridades en el diseño de su nuevo sistema operativo, y uno de los factores más determinantes, será lograr reducir el uso de memoria RAM que habitualmente consumen los procesos del sistema operativo actual. En el argot técnico suele denominarse como la huella de memoria que el sistema operativo llega a consumir para su funcionamiento, como sucede con cualquiera de las aplicaciones que son lanzadas.

Steven Sinofsky, presidente de la División de Windows, destaca en una entrada del blog oficial de MSDN que aspectos como el del uso de memoria van a resultar fundamentales en el desarrollo del nuevo sistema operativo. También añade que se han propuesto reducir significativamente los requerimientos de memoria y tiempo de ejecución con la finalidad de aligerar la carga del núcleo del sistema.

Resulta interesante dado que los usuarios cada vez desean en mayor medida poder ejecutar aplicaciones al unísono o en modo multitarea, y en sistemas actuales que suelen disponer de 1 o 2 GB de memoria RAM.

En el blog es posible encontrar diversos métodos para reducir la huella de memoria del sistema operativo, y la mejora conseguida entre un sistema con Windows 7 SP1 y otro con Windows 8. Un ejemplo citado es la combinación de la memoria, de modo que el sistema operativo se encarga de eliminar procesos duplicados, liberando espacio, y creando versiones adicionales si los programas requieren de su ejecución en modo privado.

Algunos procesos como el de Plug and Play, o Windows Update, se activarán sólo cuando sea estrictamente necesario, evitando su puesta en marcha de manera constante desde que el sistema operativo es iniciado, como ocurre actualmente con Windows 7.

En una configuración típica de ordenador que cuente con 1 GB de memoria RAM, el nuevo sistema operativo dejaría una cantidad de 733 MB libres, mientras que Windows 7 consumiría más y dejaría libres sólo 609 MB.

Otras mejoras tienen que ver con la priorización de procesos. Si una nueva aplicación es abierta, y la memoria está agotándose, la recientemente lanzada tendrá mayor prioridad que las tareas que corren en segundo plano, con el fin de hacer conseguir que responda lo mejor posible de cara al usuario.

 Fuente

__________

NOTA: Los interesados en información sobre contrato de soporte Asistencia Tecnica de SATINFO y/o licencia de uso/actualizaciones de sus utilidades, contacten con info@satinfo.es
__________

Este blog no se hace responsable de las opiniones y comentarios de los textos en los que se cita la Fuente, ofreciendo su contenido solo para facilitar el acceso a la información del mismo.

Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el canal RSS 2.0. Los comentarios y los pings están cerrados.

Los comentarios están cerrados.